lunes, 31 de julio de 2017

186. LA ÚLTIMA NOCHE. De Drew


Ahí estaba María. Dispuesta a dormir la última noche en aquella horrible casa de campo. Juanjo se había empeñado en ir a pasar unos días de descanso. Después de tener al bebé todo había sido un torbellino de emociones y días tormentosos, así que pensaron que un tiempo en el campo les sentaría bien. María se quedó tumbada mientras Juanjo y el bebé se dormían. Recordaba todas las malas pasadas que le había jugado su imaginación. El corazón le dio un vuelco mientras se acordaba cómo la niña se había quedado mirando fijamente un rincón de la casa mientras se reía. Sabía que todos los bebés hacían eso, pero luego empezó a seguir algo con la mirada. Ella no le dio importancia hasta que una silla volcó, casi como si chocaran contra ella. Y el bebé no hacía más que reírse. Ella se giró en la cama, intentado quitarse de la cabeza esas cosas y conciliar el sueño. Pero su mente tenía otros planes. Volvió a recodar cómo esa misma mañana subió corriendo al segundo piso porque oyó al bebe llorar. Entró en la habitación y no estaba allí. La volvió a oír en la habitación de al lado, o eso habría jurado ella, porque al llegar tampoco estaba. Luego la oyó reírse justo en su nuca y al volverse tampoco estaba allí. Se lo contó a Juanjo, que había tenido a la niña todo el tiempo y él lo achacó al cansancio. Paranoias de madre primeriza. Estaba intranquila recordando todo aquello, con el corazón martilleándole en las sienes y el aire que se quería escapar de sus pulmones. Intentó acompasar su respiración a la de Juanjo y a la del bebé, ambos dormidos ya. Enseguida encontró la respiración de él, tranquila y ronca, junto a ella. La de su hija le pareció rara, desacompasada consigo misma. Escuchó con atención en la completa oscuridad de la habitación y descubrió que en la cuna, a los pies de la cama, contaba dos respiraciones: una inhalaba a la vez que la otra exhalaba. Y entonces escuchó la suave risilla de su hija en los brazos de su padre.

Seudónimo: Drew

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.